jueves, 18 de agosto de 2016

" LETANÍAS DE LA ROSA MÌSTICA "


     


Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, escúchanos
Cristo, escúchanos

Dios el Padre del cielo 
 ten piedad de nosotros
Dios Hijo, Redentor del mundo

 ten piedad de nosotros
Dios el Espíritu Santo

 ten piedad de nosotros
Santísima Trinidad, un solo Dios

 ten piedad de nosotros


Un Corazón ardiente, traspasado de dolor,
 Inmaculado Corazón de María “Rosa Mística”
rezamos por nuestros sacerdotes y devotos tuyos

 Te rogamos, óyenos y salva a tus siervos que en Ti esperan.

Oremos por todos los sacerdotes y personas consagradas,
 que vayan por mal camino
 Salva, Dios mío, a tus siervos, que en Ti esperan.

Oremos por todos los sacerdotes y devotos
 que no tienen más respeto delante de Dios
 Salva, Dios mío, a tus siervos, que en Ti esperan.

Oremos por todos los sacerdotes y los devotos
 que ya no tienen más el coraje de la confesión
 Salva, Dios mío, a tus siervos, que en Ti esperan.

Oremos por todos los sacerdotes y devotos,
 que rechazan el Santísimo Sacramento 
 Salva, Dios mío, a tus siervos, que en Ti esperan.

Oremos por todos los sacerdotes y los devotos,
 que les interesa solo las cosas de este mundo
 y ya no más buscan a Dios
 Salva, Dios mío, a tus siervos, que en Ti esperan.

Un Corazón ardiente, traspasado de dolor,
 Inmaculado Corazón de María “Rosa Mística”
ruega por todos los sacerdotes y devotos que

 han abandonado el sacramento de la confesión
teniendo y tolerando el pecado 

 Te rogamos, óyenos y salva a tus siervos que en Ti esperan.

Oremos por todos los sacerdotes y devotos
 que no tienen amor por ti y un enfriamiento tan rápido
Te rogamos, óyenos y salva a tus siervos que en Ti esperan.

Oremos por todos los sacerdotes y devotos
 que ya no escuchan el Santo Padre 
 Te rogamos, óyenos y salva a tus siervos que en Ti esperan.

Oremos por todos los sacerdotes y devotos,
 que corriendo en la dirección equivocada
 pretenden Seducir a la gente
 Te rogamos, óyenos y salva a tus siervos que en Ti esperan.

Oremos por todos los sacerdotes y devotos
 a la Santa Sede, Iglesia, y que han dejado 
de fumar y otros vicios 
 Te rogamos, óyenos y salva a tus siervos que en Ti esperan.

Por el bien de tu corazón
 Te rogamos, óyenos

Por causa de ti, lágrimas de sangre
 Te rogamos, óyenos

Por el amor de tu Hijo, que te dio desde la cruz
 a los sacerdotes como tus hijos predilecto
 Te rogamos, óyenos

Por tu santísima maternidad que practiquen

 el bien todas las personas 
 Te rogamos, óyenos

Por todos Tus siervos y los de Cristo

 que brillan por delante para humillar al maligno enemigo,
 Te rogamos, óyenos

Por las espadas en tu corazón,
 las espadas del dolor que
los sacerdotes y devotos te puso 

 Te rogamos, óyenos

Por causa de ti, Madre de soledad y
 abandono que lleva a la obediencia 
 Líbranos de todo mal

Por causa de ti Intercesora insuperable 
 Líbranos de todo mal

Por tu poder omnipotente como mediadora
 de la gracia, la omnipotencia suplicante
 Líbranos de todo mal.

Por los méritos de tu dolor y lágrimas de sangre
 Líbranos de todo mal

María Rosa Mística,
 Madre de la Iglesia,
 ruega por nosotros.

San Rafael Arcángel, acompañante de la Madre Peregrina,
 intercede por nosotros.


Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,

para que seamos dignos de las promesas
 de Nuestro Señor Jesucristo.
Amen.


Antífona

Oh Madre Santísima, María Rosa Mística,
 que en el amor y la espera de tu Hijo,
 Dios nos dejó también contigo la importante
 ayuda religiosa, especialmente la de los sacerdotes,
 que usan el poder transformador de lo sagrado,
 que son los intermediarios entre Dios y nosotros,
 que llevan la responsabilidad de nuestras almas.
 Nosotros también tenemos la responsabilidad
 Ver y velar por ellos para que la Santa Madre Iglesia
 pueda tener buenos y santos sacerdotes,
 te rogamos ¡Oh Madre de la Iglesia!,
 ayúdalos y ayúdanos a ser fieles a Dios, 
por del dolor de madre que atraviesa tu
 Corazón Inmaculado inflamado de Amor.
 Amén.


Oración 

Te rogamos nos concedas,Señor Dios nuestro,
gozar de continua salud de alma y cuerpo,
y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada
 siempre Virgen María,vernos libres de las tristezas
 de la vida presente y disfrutar de las alegrías eternas.
Por Cristo nuestro Señor. 
Amén.


Fuente: https://redmundialcristianadeoracion.wordpress.com


                        


             













https://2.bp.blogspot.com/-C3qWcWWne2s/V3gnQxV-2KI/AAAAAAAADNQ/He7RO9JDuNYrFLCm4bFXKSqrlzLifIjfACLcB/s1600/13473876_254091221631567_2142391951_n.jpg




https://2.bp.blogspot.com/-o_RBhd2nowA/TkRZr2RlmsI/AAAAAAAACGI/B8zZjBEKHOYD3f0QFOIN2K1WA5sXeMVqg/s1600/JESUSENTICONFIO.gif






2 comentarios:

  1. Muchas, gracias, que Dios la bendiga, y María siempre sea su modelo a seguir, un abrazo fraterno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amèn.! ... Si ... Marìa Santìsima es el ejemplo a seguir de todo hijo de Dios ! Amèn.!

      Gracias a usted, Bendita sea hermana .
      un gran abrazo fraterno !!!

      PAZ Y BIEN

      Eliminar