martes, 6 de septiembre de 2016

" Alabanzas Marianas (de los Santos Padres) "



Ave, alegría que deseamos.


Ave, exaltación del gozo de la Iglesia.


Ave, nombre que mana dulzura.


Ave, rostro que mana bondad divina.


Ave, morada de santidad.


Ave, Madre revestida de luz,
 que engendras al Sol sin ocaso.


Ave, Madre pura en santidad.


Ave, fuente saltarina de agua 
que lleva a la vida.


Ave, Madre misteriosa e inexplicable.


Ave, libro nuevo que encierra
 el nuevo mensaje de Dios.


Ave, alabastro que contienes la mirra
 de santidad que procede de Dios.


Ave, belleza que pregonas la riqueza
 de la virginidad.


Ave, criatura que llevas a tu Creador.


Ave, tú que contienes al que nadie
 puede contener.


Ave, tabernáculo de Dios y del Verbo.


Ave, la mayor santa de todas las santas.


Ave, Arca de la Alianza,
 que nos haces presente a Dios.


Ave, tesoro inagotable de vida.


Ave, diadema preciosa de los reyes piadosos.


Ave, gloria venerable de los Santos Padres.


Ave, nube luminosa, que derramas sobre
 nosotros el rocío espiritual y divino.


Ave, fuente llena de los dones de Dios.


Ave, llena de gracia,
 de quien nació el Sol de salvación.


Ave, que nos entregas a Cristo, 
Sol que llena de bondad la creación.


Ave, tú por quien brindan los trofeos.


Ave, tú por quien sucumben los enemigos.


Ave, salud de mi cuerpo.


Ave, salvación de mi alma.


Ave, flor de inmortalidad.


Ave, corona de castidad.


Ave, llena de gracia,
 arca de santidad y ramita de justicia.


Ave, María, plantada por Dios, 
que floreces como una flor incorruptible.


Ave, tú que, con el ritmo cadencioso
 de tus pasos, has pisoteado al diablo.


Ave, oh Esposa de Dios, que has puesto
 sobre nosotros el manto divino del perdón.


Ave, árbol con frutos de luz.


Ave, bosque con ramaje abundante,
 donde vienen muchos a protegerse.


Ave, tú que llevas en tu seno
 al guía de los extraviados.


Ave, satisfacción del Juez supremo.


Ave, reconciliación de muchos pecadores.


Ave, corona de confianza para los desposeídos.


Ave, amor que supera todo deseo.


Ave, Madre del Cordero sin mancha
 y de la Piedra angular de la Iglesia.


Ave, llena de gracia,
 verdadero incensario de oro.


Ave, tesoro de pureza,
 sacratísimo y sin mancha alguna.


Ave, nube resplandeciente 
del Espíritu vivificante.


Ave, que traes la lluvia de la misericordia,
 que empapa todo lo creado.


Ave, que nos das el Verbo de Dios
 para atraer a los extraviados.


Ave, Madre del que viene a reconciliarnos
 entre nosotros y con Dios.


Ave, llena de gracia,
 esperanza de los nacidos en la tierra.


Ave, que has transformado el dolor en gozo.


Ave, llena de gracia inmaculada.


Ave, que has dispuesto para la sepultura
 al Cordero de Dios.


Ave, llena de gracia gozo del alma.


Ave, buena mediadora de todos los pecadores.


Ave, llena de gracia,
 refugio admirable y compasivo.


Ave, tù que eres contemplada 
como la hermosura más grande y excelsa.

Fuente: https://redmundialcristianadeoracion.wordpress.com















https://2.bp.blogspot.com/-o_RBhd2nowA/TkRZr2RlmsI/AAAAAAAACGI/B8zZjBEKHOYD3f0QFOIN2K1WA5sXeMVqg/s1600/JESUSENTICONFIO.gif






                                                    


2 comentarios:

  1. Gracias, que Dios sea con usted, y María sea siempre su modelo a seguir, un abrazo fraterno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Què Dios sea siempre con todos nosotros ! y Què siempre miremos hacia Nuestra Madre Santìsima, para acercarnos a Dios, cada instante màs y màs. Amèn.!
      un abrazo fraterno de todo corazòn para usted. !

      PAZ Y BIEN

      Eliminar