martes, 27 de diciembre de 2016

" Es tiempo de elevar nuestros corazones es NAVIDAD "





A veces nuestros corazones pierden el camino
 de la paz y la alegría. Es fácil verlos por ahí,
 cabizbajos, llenos de problemas, perdiendo la fe,
 perdiendo la esperanza. 

A veces nuestros corazones parecen haberse
 olvidado de Dios. Por eso, cada año, la Navidad
 regresa a recordarnos el júbilo de ese Dios Niño
 que vino a dar su vida por nosotros, a recordarnos
 la humildad de un Jesús que quiso ser hijo de un
 carpintero y aprender de la vida de los pobres.
 Por eso lo llenamos todo de luces que parecen
 pequeñas estrellas:
 así recordamos a nuestros corazones que ellos no pertenecen a la tierra, sino al Cielo, y que su lugar
 está allá arriba. 

Es Navidad:

Elevemos nuestros ojos hacia la estrella que anuncia
 la llegada del Mesías, y con nuestras miradas se
 elevarán también los corazones. 

Elevemos al cielo la plegaria de la gratitud y la alegría,
 y hagamos correr por todas partes la noticia del
 nacimiento de nuestro salvador. 

La Navidad está de nuevo entre nosotros, recordándonos que todos somos hijos del Padre, llamando a nuestros corazones a unirse a los cánticos del cielo. 

La Navidad es una lección de humildad, de fe:
 que su milagro nos enseñe a mantener el corazón
 levantado hacia el Señor y pedir por la Paz del Mundo.

Autor: Anònimo

                               





https://2.bp.blogspot.com/-o_RBhd2nowA/TkRZr2RlmsI/AAAAAAAACGI/B8zZjBEKHOYD3f0QFOIN2K1WA5sXeMVqg/s1600/JESUSENTICONFIO.gif




           


No hay comentarios:

Publicar un comentario