lunes, 1 de mayo de 2017

" La gracia del trabajo "





Desde pequeño, Señor Jesùs,
en un taller de artesano
te ganaste el pan con el sudor de tu frente.
Desde entonces el trabajo adquiriò
una alcurnia noble y divina.

Por el trabajo nos convertimos
en compañeros y colaboradores de Dios
y en artìfices de nuestra historia.
El trabajo es el yunque donde forja el hombre
su madurez y grandeza,
la harina con que amasa el pan de cada dìa.

Lo material, al pasar por las manos del hombre,
se transforma en vehìculo de amor.
Hazme comprender, Señor, Cuanto amor entregan
lo que confesionan abrigos, siembran el trigo,
barren las calles, construyen las casas,
arreglan las averìas, escuchan los problemas 
o simplemente estudian para el trabajo
y servicio del mañana.

Danos, Señor, la gracia de ofrecerte
el trabajo cotidiano con un gesto litùrgico,
como una misa viviente
para tu Gloria y el servicio de los hermanos.

Amèn.!

Autor:  Padre Ignacio Larrañaga
conocido Sacerdote Franciscano
de su libro Encuentro
Manual de Oraciòn



    






https://2.bp.blogspot.com/-o_RBhd2nowA/TkRZr2RlmsI/AAAAAAAACGI/B8zZjBEKHOYD3f0QFOIN2K1WA5sXeMVqg/s1600/JESUSENTICONFIO.gif




No hay comentarios:

Publicar un comentario